¡Ni te metas!

Tal vez era Gandalf
Tal vez el panelista era Gandalf

“Emprender no es para todos, si no te gusta, ni te me-tas” comentaba casi enojado, sílaba por sílaba el panelista emprendedor más veterano
que invité a un foro de emprendedores (vamos a llamarle Juan).

En mi mente pensaba:

- ¿qué no se supone que viene a difundir la cultura emprendedora?

-¿por qué les dice de cierta forma que no se metan?

- ¿no es eso opuesto a lo que busca este evento?

- quizá no quiera que le hagan competencia

- está enojado

- puede ser que sea muy complicado y te dice que mejor te ahorres el esfuerzo

Si lo sé, pienso muchas cosas al mismo tiempo, es otro tema… pero no, después comprendí a lo que se refería Juan, y es que no todos pueden o quieren ser emprendedores, ¿raro no? ¿quien no querría ser empresario?, pero resulta que hay personas que no les gusta y por más que se les insista no lo harán. Y eso no está mal, porque también pueden ser piezas clave dentro de alguna empresa, no significa que el único rol con significado sea el del dueño o propietario, después de todo la empresa no es el empresario; sino lo que el equipo representa y busca.

Piensa un momento en un país, los habitantes no son los mismos de hace 200 años, tampoco los gobernantes; sin embargo siguen existiendo esos países. Lo mismo pasa con un equipo de futbol; futbolistas van y vienen, el dueño del equipo cambia, pero los aficionados siguen siendo fieles a su equipo y  ¿adivina qué? ese equipo sigue existiendo aún sin el dueño (ve aquí un ejemplo de los Yankees). Con tu empresa pasa lo mismo (al menos debería).

Otra cosa que después comprendí de la frase de Juan, el panelista, es que emprender no es una tarea sencilla, hay quien inicia una empresa para ya no tener un jefe, o poder llegar tarde y salir temprano, o no trabajar un día si se me pega la gana, pero resulta que ahora tiene que cumplir con sus clientes (es como si ahora le reportara a muchos más jefes), tal vez tengas que trabajar hasta tarde o en domingo en más de una ocasión.

¡Hoy me tomo el día!
Hoy, emprenderé en esta banca

“Ni te me-tas si no estás dispuesto” – Casi que escucho de nuevo sus palabras.

Pensando en esa frase comprendí también que la dijo porque se necesita disciplina, paciencia y flexibilidad. Casi siempre pensamos que las empresas se crean y de inmediato viene el “boom” de usuarios o ventas que con frecuencia vemos en las películas y creemos que nuestra compañía va a comportarse como Wal-Mart, Facebook o Apple.

¿Te digo algo real? muchas empresas no experimentarán ese boom de la misma manera, pero no por eso dejará de ser importante para tus clientes.

Lo que es cierto es que la mayoría de las grandes empresas son el resultado de años de trabajo sin ser detectadas el radar de la fama, en ocasiones se requieren de años (sí años) intentando, probando, ajustando, cambiando cosas hasta que el momento justo llega, los clientes adecuados, el lugar correcto, los socios comprometidos, la meta adecuada y entonces es cuando alcanzan el crecimiento que buscaban.

“Ni te me-tas si no eres paciente y flexible” diría Juan nuestro panelista.

Se bien que hay distintas maneras de emprender en las que no se requieren algunas de esas características, pero en el común denominador puedo asegurarte que Juanito no se equivocaba al decirte que “Ni te me-tas” si no estás dispuesto a arriesgar algo de ti en tu empresa; si ya tienes tiempo pensando en iniciar, inicia, pero hazlo en algo que te ya te agrada (para que no se rompa el famoso cliché, “sigue tu pasión”, por cierto no me gusta esa frase).

Sí métete si es algo que te dará la satisfacción y el dinero para vivir la vida que has deseado. (Nota que el primer sí  en la frase es una afirmación y el segundo una condición)

Jesús

P.S. Comparte esta publicación con alguien que quiere iniciar su negocio, así tendrá una nueva perspectiva de si meterse o no.

Reparte y comparte:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *