El Hobbit Inc.

the_hobbit__bilbo_baggins_by_muminika-d5o6605
No importa que la Compañía sea de Thorin, parece que yo soy la pieza clave.

Desde que comencé a dedicar tiempo a emprender ideas y proyectos (en lugar de estar pensando en hacerlo eternamente) cada vez que leo un libro o veo una película me es casi inevitable sacarle jugo o provecho para hacer un “mapeo” o relación hacia algunas de las cosas que en ese momento estoy ideando. Entonces decidí que de vez en cuando les compartiré ese mapeo que he encontrado en películas y libros, algunos tendrán temas de negocios, otras no, pero también revelarán cosas que podemos aprovechar.

Entonces comenzaré por contarles la primera.

Hace poco concluyó la saga de películas del Hobbit, mientras estaba en la espera de que llegara la fecha de estreno de la última película también me encontraba leyendo el libro, así que en ese momento estaba muy empapado con temas de magos, ogros, elfos, tesoros, dragones, etcétera. Pero no dejaba de pensar como toda la travesía y aventura también es similar a iniciar una empresa o proyecto.

Para empezar un grupo de enanos, liderados por Thorin (reacio, líder nato, heredero al trono y gran guerrero) trataban de reconquistar una montaña de sus ancestros que contenía en su interior un tesoro de magnitudes épicas; lo malo es que estaba custodiado por un dragón enorme y con mal humor, que no iba permitir que le quitaran el tesoro aunque no pudiera gastarlo, prefería morir en el que antes dejarlo.

Para mí, la montaña es el momento más glorioso que ha tenido tu empresa o tu compañía y el querer conseguir eso de vuelta es algo que siempre anhelamos, una vez que se prueba la gloria y el éxito es común querer repetir y permanecer por mucho tiempo ahí, lo malo es que esa gloria y éxito están rodeados de un dragón, que es la obsesión que no permite que disfrutemos el camino y que nos engaña, nos hace pensar que la gloria no es para nosotros a menos que lleguemos golpeados, quemados y quizá sin algún miembro de nuestro equipo.

Estos enanos no eran un par, eran 13, tenían además el consejo y apoyo de un hechicero poderoso, Gandalf (quien por cierto desaparecía en los momentos más terribles, pero regresaba después para ayudar a su manera). A pesar de tener de su lado a todo un sabio, necesitaban las habilidades de una criatura extraña, un hobbit, que por naturaleza son temerosos, pequeños, comodinos, pero muy leales. Estas habilidades del hobbit, llamado Bilbo Bolsón, eran indispensables para escabullirse en los aposentos del dragón sin ser detectado, robar la gema principal (Arkenstone)  y salir victorioso, al menos en el papel.

 

En tu negocio, requieres habilidades especiales, no importa que tu seas el líder, el gran guerrero, de nada sirve si vas solo, necesitas un equipo, una compañía (De hecho en el libro a los enanos, Gandalf  y Bilbo les llaman la Compañía de Thorin), vas a necesitar las habilidades específicas de los demás para alcanzar las metas de la empresa. Además estas metas son del interés de los demás, no solo están ahí porque reciben su pago, están ahí porque les interesa la visión de tu empresa, ser parte de ella y llegar a ese punto que imaginaste al fundarla. También es bueno saber que necesitarás ayuda de algunos tipos de personas que en un principio dudarás de su valía, pero los necesitas y te lo demostrarán en su debido momento, procura no subestimarlos, pueden ser de gran ayuda si sabes cómo canalizar sus habilidades.

La Compañía de Thorin
La Compañía de Thorin

 

Casi se me olvidaba Gandalf, ese es tu asesor empresarial, tu mentor o a quien tengas como apoyo moral y en raras ocasiones también laboral; es decir que realmente ejecuta actividades del trabajo que hay que hacer. Te va a animar a que comiences, ya conoce el camino, sabe predecir qué es lo que sigue y a pesar de que es cauteloso también tiene su dote de aventurero que lo lleva a arriesgarse contigo (tal vez en dinero, en tiempo o trabajo). Pero esta persona puede desaparecer cuando las cosas se ponen difíciles, tal vez hasta lo maldigas por retirarse justo cuando “comienza la diversión”. Pero esa es su tarea, asesorar, no ejecutar, para eso está tu compañía. Será bueno que aproveches sus contactos para el beneficio de tu empresa, así como los enanos y Bilbo aprovecharon la amistad de Gandalf con el Rey de los Elfos para descansar, asearse y beber  después de un largo camino y enfrentarse a diversos peligros.

Gandalf reclutando a su saqueador
Gandalf reclutando a su saqueador

SPOILER ALERT (No leas el siguiente párrafo si no has visto la película o acabado de leer el libro). El líder de los enanos, Thorin, quien fundó la Compañía de Thorin muere justo antes de que la empresa se concluya, justo cuando el objetivo estaba ya en sus manos. Tal vez esto te llegue a pasar, a fin de cuentas somos humanos y tenemos un fin común que es fallecer, puede ser que justo cuando tu empresa o compañía está a punto de alcanzar su objetivo más alto, ya no estés para presenciarlo. Y bueno tal vez no solo se trate de que mueras, quizá ya era tu tiempo para retirarte y dejar la empresa en manos de otras personas. Pero tu idea y la solución que hace tu compañía seguirá latente, con otras personas a cargo. Es un cliché decir que disfrutes el camino que te acerca a tus objetivos, pero los clichés tienen algo de cierto y si bien lo que deseas alcanzar con tu empresa parece distante, prepárate para el camino y disfruta cómo se va construyendo. En el libro de la biografía de Steve Jobs, fundador de Apple, escrito por Walter Isaacson, dice que el sueño más grande que tenía Steve era “construir una compañía que perdurara en el tiempo”. Como ya lo sabes Jobs murió, y su compañía sigue ahí, sus ideas, su forma de trabajar y sus pasiones, el trabajaba para construir algo que no iba a presenciar, lo mismo le pasó al enano Thorin y tal vez te pase a ti.

Al final después de tanto ir y venir en las aventuras de Compañía de Thorin, recuperar el tesoro y dominar la montaña, todos se sienten felices y comienzan celebrar, con un gran banquete, bebida, música, risas, lo típico de los enanos (Se divirtieron como enanos). Esto último es bien importante, cada vez que alcances algo es bueno que lo celebres, no te digo que hagas un fiestón loco cada vez que ocurra algo bueno, pero celebrarlo le dará a todos esa recompensa que hará que busquen de nuevo alcanzarlo, se convertirá en un hábito organizacional y generarás una maquinaria humana que buscará de nuevo el éxito.

Aquí unos Enanos divirtiéndose como lo que son.
Aquí unos enanos divirtiéndose como lo que son.

Tal vez hayas encontrado similitudes entre la Compañía de Thorin y tu empresa, cuéntanos en un mensaje que es, estoy seguro que nos servirá.

 

Jesús

 

 

 

 

Reparte y comparte:

3 Comments

  1. VALAGARDA MAGAÑA marzo 19, 2015 Reply
  2. Jcarlos marzo 20, 2015 Reply

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *