¿Ya tienes tus propósitos? revisa desde antes si podrás alcanzarlos

propositos
Estos son los únicos propósitos que se me vinieron a la mente.

En esta época muchos usamos una  parte de nuestro tiempo para pensar en aquellas cosas que nos gustaría lograr en el año que inicia, muchas veces no las alcanzamos  y tratamos de culpar al tiempo, a los demás, a la situación, incluso hasta el clima la lleva porque hacía demasiado frío, o calor o estaba lloviendo y por eso no me levanté a correr.

Lo que no nos damos cuenta es que nuestros propósitos son muy vagos, y no digo vagos de que se la pasen en la calle, lo digo porque no son nada específicos y ni siquiera somos  capaces de medir si lo estamos alcanzando o no. Supongamos que “Chanito” se propuso “bajar de peso” o “ponerme en forma” es casi seguro que no lo podrá alcanzar  porque no tiene aquello que un objetivo necesita. Tu propósito debería de responder afirmativamente estas 5 preguntas siempre:

1. ¿Es realista? - Quizá quieres pagar todas tus deudas, pero realmente con lo que ganas y puedes ganar te va a alcanzar, se honesto contigo y busca una meta que por seguro vas a lograr, no importa que sea pequeña porque al alcanzarla te dará el impulso que necesitas para ir por la que sigue.

2. ¿Puedo medir si lo estoy alcanzando o no? - Ya sean kilos, número de clientes, dinero, pero debes medirlo, todo lo medimos, la edad, el peso, la velocidad, hasta el largo de tus pies, entonces necesitas una forma de medir lo que vas a alcanzar.

3. ¿Tiene una fecha límite para alcanzarlo? - Y no se vale decir que el 31 de diciembre, ninguno debería de esperar tanto, hace poco leía la entrada “The last minute glitch” en el blog de Seth Godin en donde se refería a la fecha límite como eso, el límite, la última tolerancia no a la fecha de entrega, la fecha de entrega debe ser antes.

4. ¿Cuando leo o pienso en mi propósito me dan ganas y me motiva a lograrlo? - La respuesta debe ser sí, en caso de que no lo sea es porque tu propósito no te es lo suficientemente interesante o tu vida o la de alguien más no mejorará al hacerlo.

5. ¿Al pensar en mi propósito me queda claro qué es? – Debe ser específico, recuerda no debe ser vago, si tu propósito es “ser más feliz” necesitas pensar qué es eso que te hace feliz, quizá es conocer lugares nuevos entonces eso es lo que deberías de poner, recuerda necesitas ser específico (es bien difícil pero posible) o tu mente se confundirá y lo olvidará.

Y por último, muchas de las veces nos enfocamos en aquellas cosas que queremos cambiar, regularmente son cosas que hacemos mal y no tomamos en cuenta aquello que ya hacemos bien, es como tratar de echar andar un auto que no funciona cuando ya tengo una bicicleta que está en perfectas condiciones. Te propongo que esta vez, al menos uno de tus propósitos tenga relación con algo que ya haces bien, algo en lo que eres realmente bueno y lo lleves al siguiente paso, creo que te será más gratificante llegar lejos con ello.

Reparte y comparte:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *