Ordeñando a la vaca sagrada

vacaSin duda una de las cosas más importantes de la empresa es el dinero, muchos empresarios de hecho comienzan la aventura de emprender porque son seducidos por este factor.

“Nadie te va a pagar lo que quieras mas que tu mismo”
“La mejor manera de generar fortuna es con un negocio”

Y en verdad hay razón en esas frases pero pueden tener una interpretación peligrosa.

Emprender simplemente pensando en el dinero tiene su riesgo, porque el día que deje de fluir o existan periodos en los que vaya lento, el desánimo será tan grande que lo único que pensarás será en cerrar porque ya no hay dinero y no en seguir con la misión de la empresa.

Recuerda que las empresas tienen una finalidad, la tuya también debería de tenerla, no simplemente generar dinero. Pero no quiero tampoco que me malinterpretes y creas que te estoy diciendo que no ganes nada, claro que no.

¿Recuerdas cuando eras niño y jugabas Mario Bros?, imagina por un momento que tu eres Mario y que tu empresa tiene la finalidad de rescatar a la Princesa Peach (Sí así se llama, Princesa Durazno). En el camino encontrarás enemigos, ayudas, obstáculos y probablemente la muerte. Pero si estás bien preparado, si vas juntando las
monedas que te encuentras en el camino te darán la facilidad de generar vidas, una vida por cada 100 monedas y TIRI-RIRI-RIRÍ ¿recuerdas el sonido?

Las monedas ayudan pero no son el objetivo del juego
Las monedas ayudan pero no son el objetivo del juego

Pero la finalidad del juego no es juntar monedas, es rescatar a la princesa, juntar monedas te ayuda pero no debería ser el único fin. Imagina un juego en donde juntar monedas sea el único objetivo, sería un fastidio cuando se vuelva complejo conseguir las monedas y avanzar.

Así también, tu empresa necesita un objetivo y el dinero es uno de los medios para ayudarte a alcanzarlo. Así que aquí viene la verdadera cuestión ¿qué estás con el dinero de tu empresa?, lee las siguientes frases que me han dicho algunos empresarios a ver si te identificas con alguna.

“Como yo soy el dueño lo uso para lo que necesito, tengo familia entonces pues ahí lo uso, para mi casita, mi coche y uno que otro viajecito”

“Dejo a un lado todo el dinero que necesito para reinvertir, la nómina de mis trabajadores y el resto es para mi… yeeee!”

“Le voy sacando lo que necesito, procuro que no sea mucho para no dejar al negocio sin dinero”

¿Ves a donde voy?, ¿notas el error una vez que alguien más lo dice verdad?, ¿pero qué pasa cuando tu lo haces?, seguramente tienes una justificación.

Por lo regular así pasa, es común ver la paja en el ojo ajeno pero no ver la viga que tenemos en el nuestro. Sí ya por fin eres dueño de la empresa, eres todo un emprendedor y recibes el dinero que tanto esperabas, pero ese dinero también debe ayudar a la empresa a que alcance sus objetivos, así como a Mario le incrementa una vida, tal vez a tu negocio le puede incrementar otro año más de existencia, o quizá una nueva sucursal.

No manches, traes algo en el ojo, quítatelo
No manches, traes algo en el ojo, quítatelo

Tal vez uno de los objetivos de tu empresa es crecer y créeme que he visto decenas de empresas familiares en distintas ciudades que no crecen por creer que el dinero de la empresa les pertenece, se ven así mismos como la empresa y entonces creen que ese dinero les corresponde y pueden usarlo en gastos personales o familiares.

Luego la empresa se queda sin un extra en recursos para operar, para crecer, para comprar tecnología, para hacer frente a la competencia y el diagnóstico del dueño que estuvo ordeñando a su empresa, lamentablemente es pensar que los trabajadores no están haciendo bien su trabajo, tal vez le están hasta robando, pensar que la competencia “tiene suerte” o que ya va cerrar el negocio porque no se vende como antes.

Te propongo algo para solucionar esta situación en caso de que te esté pasando.

Evalúa realmente cuánto dinero necesitas para llevar el estilo de vida que tienes, siéntate unos 5 minutos y con papel, lápiz y tal vez una calculadora lo sabrás. Una vez que tengas ese número, asígnate un salario fijo, sí tu eres el dueño, pero sacarle las ganancias a tu empresa a diestra y siniestra te llevará a ser dueño de algo que no marcha, que se estanca, se pudre y se echa a perder. No eches a perder tu empresa, asigna para ti un sueldo y respétalo, si ves que no es suficiente puedes ajustarlo en tu etapa de cambio, pero procura que para el 4to mes ya sea fijo y así a tu empresa también le alcanzará para crecer sin tener que andar pidiendo prestado, y tu serás dueño de una empresa que cada día tiene más valor.

Págate a ti primero
Págate a ti primero

Carlos Kasuga director de Yakult, en entrevista con Carlos Alazraki comenta que los empresarios japoneses no toman el dinero de las ganancias de las empresas sino hasta 20 años después de ser fundadas. Hace la analogía con un hijo ¿cuánto dinero te pidieron tus papás durante tus primeros 20 años de vida? al contrario imagina cuánto tiempo, dinero y esfuerzo invirtieron en ti para que alcanzaras tus 20 años. Sugiere también que el salario que te asignes sea el equivalente hasta 8 veces el salario más bajo que estés pagando. Por ejemplo, si tu tienes un empleado de mostrador o cajero que le pagas 1000 pesos semanales (4 mil mes), el máximo que tu te podrías asignar sería de 32 mil pesos al mes. Si quieres incrementar tu salario esto implicaría que primero tienes que incrementar el salario de los trabajadores de tu empresa primero. ¿Lo ves?, es una manera de administrar pensando en la empresa y no en uno mismo.

Son dos alternativas para un mismo fin, respetar el dinero que genera tu empresa, para que la empresa también pueda alcanzar sus objetivos. Creeme que no te será fácil adaptarte al principio a esta nueva forma de ver las cosas, necesitarás disciplina para no caer en la tentación de tomar de más, pero una vez que veas los resultados en tu empresa, te darás cuenta que año con año podrás incrementar tu sueldo e incluso ganar más que como lo estás haciendo ahora.

Jesús

P.S. Si te gustó esta publicación compártela con alguien que creas ha sido un lechero profesional con su empresa.

Reparte y comparte:

Agrega un comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *